Parador de Lerma

Días 3 al 5 de Marzo de  2017 – Salida 18:30

 

El impresionante Palacio Ducal de Lerma, convertido en Parador, se ubica en la parte alta de la villa. Cuenta con un patio central rodeado de bellas galerías de columnatas. La elegancia y majestuosidad de este palacio de la época de los Austrias, y sus preciosos interiores de cuidada iluminación y decoración, harán que tu estancia en él se convierta en una experiencia especial. La Infanta Margarita, hija de Felipe IV, fue bautizada en la Villa que un día gobernó el mayor Imperio conocido.

 

El palacio Ducal de Lerma comenzó su edificación en 1601, aprovechando el emplazamiento del antiguo castillo medieval. El Palacio fue utilizado como cuartel general durante la invasión napoleónica y como cárcel durante la guerra civil española.

Cuentan las leyendas que el Duque de Lerma construyó pasadizos y pasillos para llegar a los conventos de Lerma sin que nadie le viera… Para ir a misa… ¡O lo que fuera!

Rehabilitado e inaugurado en 2003, ha logrado integrar los restos del castillo medieval y el palacio ducal por lo que en la actualidad es uno de los Paradores Nacionales de mayor encanto y elegancia.

 

LERMA – villa conventual y cortesana

Lerma es un conjunto de villa conventual y cortesana de época barroca único en España. Asentada sobre un cerro que domina el valle del Arlanza, la villa, en otro tiempo amurallada y cabeza de alfoz, conforma uno de los conjunto monumentales y urbanísticos más importantes del siglo XVII, realizados en la España de los últimos Austrias y es uno de los conjuntos histórico artísticos mejor conservados, de estilo Herreriano. Se alza sobre un alto promontorio dominado por el Palacio del Duque de Lerma y la impresionante Plaza Mayor porticada, una de las más grandes de España, concebida en su día como gran plaza de armas. Se extiende frente a la fachada principal del Palacio, de planta rectangular, tiene 75 columnas de trozos de cantería con sus pedestales. La plaza era el marco ideal para las fiestas privadas (corral de comedias, lidia de toros a caballo, juego de cañas, …), Lope de Vega o Góngora acudían a Lerma a representar sus obras teatrales.

Pasando el arco de entrada, llegamos al casco urbano medieval; la antigua plaza de la villa con sus típicos soportales, calle del Reventón, la Paloma o de José Zorrilla, donde poseía éste una casa que aún hoy se conserva. Al finalizar el S. IX, Lerma se encontraba amurallada; y en el centro del caserío se levantaba la primitiva Iglesia de San Juan, hoy llamada Ermita de la Piedad, utilizada como Museo.

 

El «Pasadizo de los Arcos», creado en el S. XVII, unía el Palacio del Duque de Lerma y la Iglesia Colegial de S. Pedro Apóstol, para que el Duque, el Rey Felipe III y sus más allegados pudieran desplazarse a los oficios sin pisar la vía pública.

 

La Excolegiata de San Pedro, del siglo XVII. Del conjunto conventual podemos admirar el Monasterio de San Blas, el Monasterio de la Madre de Dios, el Monasterio de la Ascensión, el exconvento de Santa Teresa, el exconvento de Santo Domingo y el exconvento de San Francisco de los Reyes. Completan el conjunto urbano el Arco de la Cárcel, la Iglesia de la Piedad y la Ermita-humilladero del Santo Cristo. Lerma tiene bien ganada fama como centro gastronómico, destacando en su mesa el cordero lechal asado y los vinos de la Ribera del Arlanza.

Covarrubias debe su nombre a las cuevas rojizas que abundan en los alrededores. Su recinto urbano, declarado Bien de Interés Cultural, es uno de los mejores exponentes del urbanismo típico castellano de calles porticadas y casas con entramado de madera. La entrada a la villa antigua se realiza a través del arco del Archivo del Adelantamiento de Castilla, en cuya fachada se aprecia el escudo de Felipe II y el crucero gótico del siglo XVI. El paseo por el casco histórico, permite descubrir las características de la típica arquitectura castellana: planta baja de piedra, soportales, entramado visto de madera y balconada superior. Entre los monumentos destacan la Iglesia de Santo Tomás, con su púlpito renacentista y sus retablos; y la Colegiata de San Cosme y San Damián, de estilo gótico,  que acoge un panteón de ilustres familias de la villa. El claustro es del siglo XVI, y muy cerca los restos de la muralla y el Torreón de Doña Urraca, mozárabe del siglo X.

 

Santo Domingo de Silos encierra una de las joyas señeras del románico mundial: el claustro monacal. Son famosos por su calidad los oficios religiosos en gregoriano cantados por los monjes. De origen visigodo, su claustro es una de las maravillas del románico español.

 

ITINERARIO:

Viernes día 3Bilbao – Lerma

 

Sábado día 4:  Lerma – Castrillo de Solarana

SENDERO:  PRC-BU 121 – Senda de las Grandes Encinas. En tierras cargadas de historia y con vestigios que atestiguan el paso de diferentes culturas discurre el sendero entre las localidades de Solarana y Castrillo Solarana. En la zona de monte, conocida como La Sierra, junto a la Ermita de San Miguel hay un castro celtibérico. Parte del sendero discurre sobre la antigua Calzada romana que partía de Clunia y por  una imponente encina, en la cual quedan vestigios de antiguas carboneras. La gestión de los encinares se práctica desde tiempo inmemorial y se realiza un aprovechamiento mixto agrícola, ganadero y forestal. La Iglesia de San Pedro, en Castrillo de Solarana, es una de las más singulares del románico burgalés. Fechada a finales de s.XII sobresale por su ábside semicircular compuesto por una doble arquería ciega.

 

Dificultad: Media             Distancia aprx.: 10 kms.   

Tiempo aprx.: 2-3 h.        Desnivel acumulado: 250 m.

TURISMO:   Lerma – Castrillo de Solarana –            Posibilidad Visita antigua Bodega Monte Amán

 

Domingo día 5: Lerma-Silos-Covarrubias-Bilbao

SENDERO:  SPRC-BU 120 – Sendero de las Ermitas.  A las afueras de las localidades de Quintanilla del Coco y Santibáñez del Val se encuentran las Ermitas de las Navas y de Santa Cecilia. Entre ellas se encuentra la Cascada del Churrión y el Desfiladero del Río Mataviejas, todo ello dentro del incomparable marco de los Sabinares del Arlanza, futuro espacio natural protegido, lo que ofrece al caminante continuos descubrimientos de parajes singulares. y/o  Desfiladero de La Yecla.  El Parque Natural de la Yecla es una profunda y estrecha garganta horadada y modelada por la acción de las aguas del arroyo El Cauce y tiene zonas con una anchura que apenas llega a los dos metros. Una serie de puentes y pasarelas permiten recorrer la garganta en un sugerente paseo, sobre cascadas y pozas. El desfiladero está incluido en el Espacio Natural de la Yecla y los Sabinares del Arlanza.

Dificultad:  Fácil                     Distancia: 10 kms.   y/o  2 kms.    

Tiempo: 3horas  y/o  1/2 hora     Desnivel:  300 m.  y/o  50 m.

TURISMO:   Covarrubias – Sto. Domingo Silos

 

Precio:    Socios:  250 €        No socios:  256 €

Incluye:  traslado en autobús  y alojamiento en el    Parador   Palacio Ducal de Lerma ****    desayunos buffet y cena sábado.

 

Nota: Esta excursión incluye actividades de senderismo y turismo. Las personas que se inscriben en estas actividades conocen las especiales características de su operativa y desarrollo, y, por lo tanto, deben ser conscientes de la posibilidad de cualquier modificación en el itinerario, transportes y duración, motivados por causas ajenas a la organización; la cual se reserva el derecho de modificar o anular las actividades ante imprevistos o imponderables, tanto con anterioridad como sobre la  marcha en aras del bien común.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *